PBX: (57-1) 300 4073 / contacto@mympharmagroup.com


Artículo de revisión sobre el “Magnesio y la Osteoporosis: Estado actual del conocimiento y direcciones de la investigación futura”, publicado en el Journal Nutrients e indexado en pubmed.

Un control estricto de la homeostasis del magnesio es crucial para la salud ósea. Tanto los niveles bajos como altos de magnesio tienen efectos deletéreos en los huesos. La deficiencia de magnesio contribuye con la osteoporosis al actuar directamente sobre la formación de cristales y las células óseas; e, indirectamente, al impactar sobre la secreción y actividad de la hormona paratiroidea y al promover una inflamación de bajo grado. En general, tener un adecuado control de la homeostasis del magnesio es una intervención que ayuda a mantener la integridad ósea.

Puntos Destacados:

  • La osteoporosis es una enfermedad multifactorial debida al marcado deterioro de la microarquitectura ósea, la cual es el resultado del imbalance entre la resorción y la formación ósea. Es una patología en la que se incrementa el riesgo de fracturas—particularmente, cadera y columna vertebral—las cuales se asocian con discapacidad y muerte. Es una condición que afecta a millones de personas en el mundo, principalmente mujeres post menopáusicas.
  • Hasta el momento, la prevención y el tratamiento de la osteoporosis, enfocado desde el punto de vista nutricional, ha sido orientado hacia el uso de calcio y vitamina D. Sin embargo, existen otros constituyentes que son importantes para mantener una adecuada salud ósea dentro de los cuales están incluidos los minerales como el cobre, zinc, selenio, fluoruro de hierro y magnesio (Mg).
  • El Mg es esencial para la supervivencia celular, incluyendo los osteoblastos y los osteoclastos. Cerca del 60% del Mg se encuentra en el hueso y un tercio en el músculo. El Mg es un cofactor en cientos de reacciones de síntesis de lípidos, carbohidratos y proteínas, debido a su carga positiva y capacidad de brindar estabilidad a la membrana. Adicionalmente, es fundamental en el ciclo de la contracción muscular.
  • Múltiples estudios han demostrado que la restricción de Mg puede promover osteoporosis. Existen múltiples mecanismos directos e indirectos que pueden favorecer la aparición de osteoporosis, tales como disminución de la ingesta, disminución en la absorción intestinal, ingesta de medicamentos, disminución de la reabsorción renal, diabetes, ingesta de alcohol y alteraciones genéticas, entre otros.
  • En estudios con roedores, la deficiencia de Mg disminuye la formación de hueso lo cual es secundario, en parte, a la disminución en la actividad y al número de osteoblastos junto con un aumento en el número de osteoclastos.
  • A parte de los efectos directos en la estructura y las células del esqueleto, la deficiencia de Mg tiene un impacto indirecto sobre el hueso al alterar la homeostasis de dos reguladores importantes de la homeostasis del calcio: la hormona paratiroidea (PTH) y 1,25(OH)2-Vitamina D, lo cual favorece la hipocalcemia. La hipomagnesemia deteriora la secreción de PTH y hace que los órganos diana sean resistentes a la PTH. La secreción reducida de PTH o la alteración en la respuesta periférica a la hormona causa disminución en los niveles de 1,25(OH)2-Vitamina D.
  • La hipomagnasemia promueve la inflamación y existe una relación entre inflamación y disminución de la masa ósea.
  • Las citocinas como TNFα, IL-1s e IL-6 amplifican la actividad osteoclástica al inhibir la actividad osteblástica, y también perpetúan la inflamación.
  • Se ha determinado que la dieta occidental, por ser rica en alimentos procesados y pobre en micronutrientes, genera un consumo inadecuado de Mg. Para optimizarla, se deben ingerir más vegetales verdes — debido a que la clorofila contiene Mg — más nueces, semillas, granos no procesados y algunas legumbres.
  • En la última década se han empezado a describir casos en los cuales la dieta no tiene mucho que ver y más bien existe un componente genético relacionado con la hipomagnesemia.
  • Debido a que la homeostasis del Mg está regulada a través de una red compleja de transportadores en el intestino y en el riñón, no es sorprendente encontrar deficiencia de Mg en casos de enfermedades en alguno de estos dos sistemas.

Descargar en PDF

INGRESO ÁREA MÉDICOS

ÚLTIMAS NOTICIAS:

Facebook